27 años del Movimiento Al Socialismo

3 mins de lectura

Hoy, 29 de marzo, el Movimiento Al Socialismo (MAS-IPSP) festeja 27 años de su fundación, en 1997, por ello convocó a toda su militancia a una celebración que se realizará a partir de las 14:00 en el estadio Jesús Bermúdez del departamento de Oruro. 

El actual Movimiento Al Socialismo (MAS-IPSP), históricamente deriva del Movimiento al Socialismo-Unzaguista (MAS-U),  una línea de izquierda que, en 1987, se desprendió de lo que fue la Falange Socialista Boliviana. Esta línea, cuyos fundadores fueron David Añez Pedraza y Filemón Escóbar, heredó el color azul de la bandera de la Falange Socialista Boliviana. Ocho años después, en 1995, en el departamento de  Cochabamba se fundó el MAS, eliminando la “U” de su sigla como un modo de dejar atrás su relación con la Falange. Más adelante, y en vistas a las elecciones de 1997, el MAS se fusionó con el Instrumento de Soberanía Popular y la Confederación de Trabajadores del Trópico Cochabambino, por lo que fue refundado el 23 de julio de 1997, bajo la dirección de Juan Evo Morales Ayma. 

Luego de una participación no muy exitosa en las elecciones de 2002, el MAS llegó al gobierno ganando casi el 54% de los votos en las elecciones de 2005. Es así que, desde 2006, se ha mantenido dirigiendo el país hasta el golpe de estado de 2019, donde el primer mandatario y otros miembros de su gabinete se vieron obligados a salir del país, instalándose en el poder el gobierno de facto de Jeanine Áñez.

Sin embargo, en las elecciones de 2020, el MAS IPSP, encabezado por Luis Arce Catacora como candidato a la presidencia, volvió a ganar las elecciones y retornó al poder. Este nuevo periodo estuvo caracterizado por la regeneración del país, que tuvo que salir de la crisis ocasionada tanto por la crisis de COVID 19, como por la mala administración del gobierno de Áñez.

A casi dos años de haber ganado las elecciones, Bolivia retoma el camino del progreso mostrando alentadoras cifras, como un crecimiento del PIB de 5,1% y la inflación más baja respecto de los países vecinos, de los cuales Argentina posee la más alta. Este logro, entre muchos otros, demuestra que el presidente Luis Arce Catacora no ha defraudado la confianza de sus electores pese a todos los intentos de la derecha por desestabilizar su gobierno y, más allá, se proyecta como un nuevo líder acorde con la visión de las nuevas generaciones.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Anterior noticia

Liliana Colanzi ganó el premio Ribera del Duero

Siguiente noticia

Luis Arce Catacora y las cifras del crecimiento económico boliviano

Latest from Blog