Prolegómenos de un golpe de Estado militar fallido en Bolivia

4 mins de lectura

Por: Francisca Gómez A.

Luego del fallido golpe de Estado vivido ayer en Bolivia, se suscitaron una serie de especulaciones sobre las razones, los organizadores y las posibles consecuencias del mismo. Entre estas especulaciones, una tendencia asegura que se trató de un autogolpe diseñado para subir la popularidad del presidente, afirmación hecha en medio del ajetreo en la plaza Murillo que fue seguida después por Evo Morales y sus allegados.

Sin embargo, cuestionando la idea del autogolpe, existen fuertes antecedentes de golpe militar que datan desde el inicio mismo de la presidencia de Luis Arce Catacora. Tanto es así, que Arce posesionó un nuevo alto mando militar apenas asumió el cargo de primer mandatario y continuó cambiándolo con regularidad durante estos años.

El riesgo de insubordinación militar era latente, se informaba sobre intentos de la oposición por “seducir a las tropas”, algo que, posteriormente, fue también atribuido a Evo Morales, quien mencionó en más de una ocasión a militares “patriotas” con los que sostenía reuniones.

La primera posesión se hizo el 16 de noviembre de 2020 con la siguiente composición: el Gral. Brig. Jaime Alberto Zabala Saldías fue nombrado Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas del Estado., el Gral .Brig. Miguel Ángel Contreras Campero, Jefe de Estado Mayor, y el Gral. Brig. Faud Genaro Ramos Espinoza, Comandante General del Ejército.

La segunda posesión fue el 29 de diciembre de 2020, casi un mes después, con la siguiente composición: el Gral. César Vallejos Rocha, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, el Gral. Augusto García Lara, Jefe de Estado Mayor, y el Gral. Miguel del Castillo Quiroga, Comandante General del Ejército.

La tercera fue el 4 de octubre de 2021, y allí se nombró al Gral. Augusto García, Comandante en jefe accidental de las Fuerzas Armadas (FFAA), al Gral. Teófilo Medina, jefe del Estado Mayor Accidental y al Cap. Francis Efraín Frank, comandante general accidental de la Armada  Boliviana.

La cuarta fue el 1 de noviembre de 2022, en medio del conflicto por el censo en Santa Cruz, allí Luis Arce posesionó a cinco nuevas autoridades del Alto Mando Militar y les encomendó defender la estabilidad política, económica y democrática del país.

La quinta fue el 11 de enero de 2024, allí se designó Comandante en Jefe accidental de las FF.AA. al Vicealmirante Gonzalo Víctor Vigabriel Sánchez y como Jefe de Estado Mayor del Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas al General de División Marco Antonio Peñaloza Amelier. Como Comandante General del Ejército de Bolivia fue ratificado el General de División Juan José Zúñiga Macías; asimismo, retomó su cargo el Comandante General de la Fuerza Aérea Boliviana, General de División Aérea Marcelo Javier Zegarra Gutiérrez y el Comandante General de la Armada Boliviana, Vicealmirante Juan Arnés Salvador.

La sexta fue este 26 de junio de 2024, luego de un fallido golpe de Estado militar, siendo posesionados los generales José Sánchez Velásquez como comandante del Ejército; Gerardo Zabala Álvarez, de la Fuerza Aérea, y Renán Guardia Ramírez, de la Armada.

Anterior noticia

Convocan a Debra Hevia por intromisión en asuntos internos de Bolivia

Siguiente noticia

Golpe de Estado fallido en Bolivia, fuera de las formas

Latest from Blog

¿La derecha no dialoga?

Por: Francisca Gómez A. Coherente con su reciente acercamiento con la derecha nacional e internacional, Evo…