LA  NUEVA ESTRATEGIA DE LA EXTREMA DERECHA VIA INTERNET

20 mins de lectura

Primera parte (*)

El espacio digital y las redes sociales  han cambiado por completo la comunicación política. Las organizaciones de la extrema derecha son las más  conscientes de este cambio. Alimentadas por ingentes recursos económicos, tienen en marcha estrategias de comunicación persuasiva a través de las plataformas digitales, con el objetivo de conseguir nuevos seguidores y votantes. Esta nueva realidad que denota una mayor influencia de la extrema derecha, no sólo afecta a Europa o Norte América, sino que ya tiene marcada incidencia en países como Argentina, Bolivia, Ecuador, Chile, Colombia, Perú y México.

En 2008, un miembro del foro digital de extrema derecha Stormfront argumentó que Gran Bretaña se enfrentaría a una guerra civil debido a la inmigración musulmana. Unos años más tarde, el 22 de julio de 2011, esa misma persona, luego identificada como Anders Breivik, mató a 77 personas en ataques en el centro de Oslo y la isla de Utøya, Noruega. Poco antes de estos ataques, había publicado un manifiesto de 1500 páginas en el foro, además de enviarlo por correo electrónico a miles de personas.

Este incidente no permanece aislado. También se sabe que los atacantes terroristas han sido usuarios activos de foros extremistas y plataformas de redes sociales. Esto incluye al atacante de Christchurch en 2018, Brenton Harrison, en Nueva Zelanda donde ejecutó dos tiroteos masivos consecutivos en un ataque terrorista contra dos mezquitas, matando a 51 personas e hiriendo a 40 más. Fue arrestado cuando se dirigía a una tercera mezquita. Harrison era un supremacista blanco y un miembro activo de la derecha extrema o derecha alternativa. Había transmitido en vivo el primer tiroteo en Facebook, y antes del ataque, había publicado un manifiesto en línea. El ataque se vinculó con un aumento de la supremacía blanca y el extremismo de extrema derecha en todo el mundo, e inspiró otros actos de violencia, incluidas tragedias en El Paso, Texas y Oslo, Noruega.

Otro incidente similar es el ataque del 6 de enero de 2020 al Capitolio de EEUU, llevado a cabo por una multitud de partidarios de la ideología extremista de QAnon, fanáticos de extrema derecha y otros convencidos de que le habían robado una elección presidencial al expresidente Donald Trump, falsedad basada en afirmaciones falsas intensamente difundidas por las redes.

Para citar otro hecho similar,  en Bolivia, en Octubre 2019, una sublevación agitó Bolivia, concluyendo con el derrocamiento del Presidente Evo Morales, revelando una de las debilidades de la izquierda latinoamericana, su escaso y débil manejo de las redes sociales. Fue una bendición para las franjas más extremistas de la derecha que primero, tras los resultados de la primera vuelta electoral, que dio como ganador a Evo Morales,  posicionaran,  mediante las redes,  en el imaginario de la gente, el relato del “fraude electoral”, y luego se empoderaron, a través de ellas, de la mentalidad de la gente, especialmente la joven. Así la extrema derecha logró que los opositores al gobierno se empoderen de las calles, y sean decisivas en el cambio ocurrido después. A consecuencia de ello, el presidente fue “invitado” a dimitir por su jefe del Estado Mayor; una caza de brujas llevó a la detención de ex dirigentes políticos y forzó a otros a la clandestinidad; hubieron medios de comunicación clausurados, periodistas encarcelados por “sedición”, concluyendo con una senadora que se autoproclamó presidenta y a la que una fotografía inmortaliza, toda sonriente, recibiendo la ayuda de un soldado para colocarse la banda presidencial. Los generales, por último, posaban detrás con la mirada oculta tras las gafas de sol…. una forma nueva de golpe de Estado. Bajo ese marco las fuerzas armadas – con un gran número de helicópteros y vehículos de combate blindados y “protegidos” porque la nueva “presidenta” había firmado un decreto que eximía a las Fuerzas Armadas de cualquier responsabilidad penal – dispararon munición real contra la población que salió a las calles, Según el estudio elaborado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el 2021, los hechos sucedidos en Senkata, Sacaba y en otros lugares del país, dejaron al menos 37 muertos. El informe de la CIDH también estableció que los bloqueos, manifestaciones y protestas no estallaron inesperadamente sino que hubo “agitadores”. ¿Cual fue el principal medio de difusión y organización de esos agitadores?: las redes sociales.

Hoy las democracias y sus sistemas de representación son ferozmente atacadas, cuando quien conduce proviene del campo nacional y popular, pero muy por el contrario cuando estos gobiernos representan los intereses del neoliberalismo y de la derecha extrema, en el caso de estos últimos en particular, son acompañados por los grupos mediáticos que en sintonía con el poder real, luego recogen en ganancias extraordinarias lo que siembran en el imaginario social y mediante la construcción de un sentido común. Para lo cual, si es necesario, se recurre al denominado periodismo de guerra cuyas minas y explosivos de todo tipo son las fake news. Para encontrar razones que expliquen la situación actual en las que se están desarrollando las democracias y sus sistemas políticos cabe pensar, entre otras cuestiones, en algunos interrogantes. ¿Cuán inabordable e ilimitado es el poder mediático que gobiernos, Estados no han podido contrarrestarlo?; ¿por qué referentes políticos democráticos han sido, incluso, expulsados de sus espacios simbólicos y materiales y reemplazados por otros impulsados por el poder discursivo de los medios de comunicación?; ¿Por qué la democracia aún no ha podido democratizar la palabra a pesar de las legislaciones al respecto vigentes?.

El fascismo en redes, con sus mensajes directos y sus acusaciones simplistas, logra un gran eco. Y de Facebook, Instagram y Twiter, a las urnas. Es una realidad. ¿Cómo prevenir y mitigar esta amenaza a la sociedad?. Cada caso, cada país tiene su propia realidad y debe encontrar sus propias rutas, pero por los ejemplos citados arriba y los casos descritos a continuación, muestran un rasgo en común: son violentos, despiadados y cada vez más peligrosos para la paz, el equilibrio, y la armonía social y económica.

Fin Primera Parte


Se resumen a continuación algunos hechos que documentan y complementan lo expuesto arriba

1) ESTUDIO DEL PERIODICO “THE GUARDIAN”

Una investigación del diario británico The Guardian, evidenció cómo de manera coordinada 21 páginas de Facebook de extrema derecha de países como Canadá, Estados Unidos, Australia, Austria, Nigeria y Gran Bretaña actuaban de manera coordinada para publicar noticias falsas, con foco racista y anti-musulmán, generando ingresos para el administrador, que trabajaba en ellas desde Israel, quien contactaba a los administradores que habían creado fan page de extrema derecha en sus respectivos países, y les ofrecía proporcionarle noticias, que linkeaban a distintas páginas, pero todas con la misma información, generalmente noticias falsas. Sitios web que, al conseguir tantas visitas, estaban repletas de publicidad.

La investigación del equipo de The Guardian identificó 21 fan pages, que publicaban coordinadamente más de mil publicaciones por semana, aunque no descarta la existencia de más sitios. Estas páginas suman cerca de un millón de visitas, quienes comentan y viralizan estas noticias. Algunas de estas páginas son “Pissed off Deplorable”s, una autodenominada “página pro-América” con contenido pro-Trump y anti-Islam; “Making America 1st”, también pro-Trump; y “Never Again Canada”, que tiene 232,000 seguidores y comparte regularmente contenido de la Liga de Defensa Judía, un grupo catalogado como terrorista por el FBI.

Las publicaciones avivaron el odio a la izquierda y al Islam e influyeron en la política en Australia, Canadá, el Reino Unido y los Estados Unidos al amplificar ideas de partidos de extrema derecha como One Nation, de Australia; y vilipendiar a políticos musulmanes como el alcalde de Londres, Sadiq Khan, y la congresista estadounidense Ilhan Omar. La red también ha atacado a políticos de izquierda en momentos críticos de campañas electorales nacionales. Publicó historias falsas afirmando que el líder laborista del Reino Unido, Jeremy Corbyn, dijo que los judíos eran “la fuente del terrorismo global” y acusó al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, de permitir que “ISIS invada Canadá”.

2) SANTIAGO ABASCAL, VOX, ESPAÑA

Santiago Abascal (del partido VOX, extrema derecha, España) contaba con 700.000 seguidores en Instagram. Ha crecido rápidamente al calor de la comunidad virtual. Abascal ha formado el Foro Madrid, una estructura de acción permanente en las redes sociales, para frenar a la izquierda en el mundo. Está aglutinando liderazgos afines en América Latina, tejiendo una red de líderes conservadores, religiosos y liberales, para instalarse como un contrapeso a cónclaves progresistas como el Foro de Sao Paulo o el Grupo de Puebla. Entre los respaldos locales que han cosechado hasta el momento, aparece el ex candidato presidencial chileno, José Antonio Kast; el Presidente brasileño, Eduardo Bolsonaro; la líder peruana del partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori; y el expresidente colombiano, Andrés Pastrana. La influencia de la extrema derecha española en Argentina, Bolivia, Ecuador, Chile, Colombia, Perú y México ha sacado ronchas en las agrupaciones de izquierda, que ven con preocupación el arribo de Vox.

3) LAS RECIENTES ELECCIONES EN COLOMBIA

En la reciente elección de finales de Mayo en Colombia, en la cual, de manera sorpresiva, llegó a segunda vuelta un candidato de la extrema derecha, de mentalidad retrograda y fascista, Rodolfo Hernández, y tiene buenas chances de ser el nuevo Presidente de Colombia en la segunda vuelta. ¿Cómo lo logró?: haciendo campaña a través de redes sociales (lo llaman “el viejito del Tick Tock”), sin participar en debates ni grandes concentraciones; usando lógicas bufonescas, cargadas de odio, de emoción, usando una postura anticorrupción, apelando al la emoción y al impacto de la persuasión como marketing político en las redes, los cuales son más importantes para ellos que las visiones de desarrollo, las propuestas o simplemente el debate. Quien es Rodolfo Hernández?. Este video describe la realidad.

4) “EL BUNKER” EN BOLIVIA

En Bolivia hoy se refleja lo que sucede en muchos países donde las democracias y sus sistemas de representación son ferozmente atacadas, cuando quien conduce proviene del campo nacional y popular. Un buen ejemplo de esta forma de acción política es “EL BUNKER”, plataforma mediante la cual políticos en el rol de periodistas, Agustín Zambrana y Virginio Lema, fomentados por financiadores e instituciones de extrema derecha, fueron muy influyentes en la instauración en la mente de la población del relato del supuesto “fraude electoral” y en la instauración de la Gobierno de Jeanine Añez, tal como se evidencia en el siguiente audio.

Si bien el lenguaje que usaban antes del cambio de Gobierno y luego durante el Gobierno de Añez, era más mesurado, ahora con la restauración de la democracia en Bolivia luego de la elección que puso como presidente a Luis Arce, el poder de comunicación vía las redes sociales de este grupo ha aumentado y el lenguaje y métodos que ahora usan son los clásicos usados por la extrema derecha en otros países: recurriendo al denominado periodismo de guerra cuyas minas y explosivos de todo tipo son las fake news, elaboran noticias falsas que la expanden como la espuma; buscan la polarización de la sociedad para conseguir más compromiso y más seguidores; capturan la atención de la gente no por grandes ideas sino a través de las emociones negativas, simples y potentes como lo son la ira, la rabia y el odio.

CONCLUSIONES DE ESTA PRIMERA PARTE

  • El espacio digital y las redes sociales han cambiado por completo la comunicación política. Las organizaciones de la extrema derecha son las más conscientes de este cambio. Alimentadas por ingentes recursos económicos, tienen en marcha estrategias de comunicación persuasiva a través de las plataformas digitales, con el objetivo de conseguir nuevos seguidores y votantes. Varios estudios concluyen que en una de las plataformas digitales más usadas, Youtube, los videos con contenido extremo tienen niveles los más altos de difusión y de convencimiento.
  • Esta creciente amenaza de la violencia verbal -y física cuando lo ven necesario- de los extremistas de derecha, requiere una mejor comprensión del extremismo en línea: ¿Cómo operan los grupos de extrema derecha en Internet y en las redes sociales? ¿Qué es lo que buscan sus miembros? ¿Cómo entender sus constantes discursos de odio?
  • La publicidad personalizada la complementan con la elaboración de miles de noticias falsas que expanden como la espuma.
  • Las emociones (alentadas con mayor facilidad en los extremos) incitan a la acción mucho más que el raciocinio. Polarizando a la sociedad consiguen más compromiso, más seguidores y por lo tanto más beneficios, en este caso políticos. ¿Cómo se generan estos beneficios?: capturando la atención, con frecuencia al extremo de la alienación del individuo que se convierte en un consumidor adicto que se cree libre. ¿Cómo se captura la atención del consumidor?: no por las grandes ideas sino a través de emociones simples y potentes. ¿Cuáles son esas emociones simples y potentes?: son las emociones negativas, como la ira, la rabia y el odio.
  • El uso que da la extrema derecha hace de las redes sociales, les permite definir que son los valores como la verdad, la libertad, la justicia y de la democracia. Quién tiene suficiente poder económico para manejar las redes sociales define y posiciona ahora esos valores.

Fernando Rosso

Politólogo y periodista


(*) En una segunda parte se complementará este estudio con casos de otros países como Argentina (Javier Milei) y Chile (José Antonio Kast), y con datos estadísticos de las redes sociales.


Deja un comentario

Your email address will not be published.

Anterior noticia

En el Día del Maestro, Gobierno distingue a 32 docentes meritorios con la “Estatuilla Avelino Siñani”

Siguiente noticia

Evo Morales en entrevista con radio Panamericana: “Jamás Ramón Quintana trabajaría con este gobierno”

Latest from Blog